28 ago. 2016

Hoy vuelve el "puerta a puerta" y esto es lo que hay que saber




Se terminaron las tediosas colas en el Correo de Retiro: volvió el sistema puerta a puerta para realizar compras directas en el exterior.
Desde hoy, el nuevo régimen de envíos internacionales permitirá a los consumidores recibir en su hogar productos comprados en sitios web como eBay, AliExpress y Amazon. Ropa, juguetes y tecnología serán los rubros más buscados.
La Afip presentó un nuevo sitio que permite aclarar dudas y gestionar los pedidos tanto por Correo Argentino como couriers. Desde el correo oficial adelantaron que ya tienen más de 1.500 camionetas listas para el servicio.


¿Qué hace falta saber para el puerta a puerta?

El sistema puerta a puerta no carece de trámites previos y posteriores a la compra de productos para uso o consumo personal. De hecho, incluye varias condiciones, impuestos y limitaciones a tener en cuenta.

Para empezar, es necesario tener CUIT/CUIL y clave fiscal con nivel de seguridad 3 con los datos biométricos, con el registro de la firma, la foto y la huella dactilar. Este requisito vale tanto para el correo oficial como para couriers.

Los productos que se compren pueden llegar al país a través del Correo Argentino (método oficial) en forma ilimitada, mientras que por correo privado hay un límite de hasta cinco envíos por año. Cada caso incluye trámites distintos en la web.

Si compramos por Correo Argentino, debemos realizar una “Declaración Simplificada de Envíos Postales Internacionales” en la página de la Afip, ingresando el tracking ID –la combinación de números asociados al envío–, el valor y la descripción de la mercadería a recibir. 

La Afip valida este registro y genera el Volante Electrónico de Pago (VEP), necesario para pagar los impuestos. Esteimpuesto es del 50% del valor de la mercadería, sin incluir el costo del envío. Una vez concretado el pago, se recibirá el envío a domicilio. Habrá una franquicia de 25 dólares por año para traer mercadería sin abonar el impuesto.

No obstante, para recibir el paquete a domicilio, este debe pesar menos 2 kilogramos y costar menos de 200 dólares. Si se superan estos límites, se tiene que ir a buscar el paquete a la sucursal del correo. 

Finalmente, el destinatario deberá confirmar la recepción dentro de los 30 días corridos de recibido, utilizando su clave fiscal nivel 3 o superior. De no confirmar la recepción, el destinatario no podrá recibir otro envío bajo esta modalidad hasta que la confirmación se haga efectiva o se justifique ante la Aduana.


¿Cómo funciona con los Couriers?

En el caso de Courier privado como DHL, UPS y Fedex, son las empresas las que se encargan de hacer la "declaración simplificada" de los envíos y la descripción ante la Afip. También se encargan de pagar los impuestos correspondientes.

Sin embargo, este tipo de envío se puede usar solo cinco veces por año y por persona, y tiene límites de hasta 50 kilogramos y un importe menor a 1.000 dólares. Tampoco se pueden traer más de tres unidades de un mismo producto, sin importar su marca. También hay que notificar la recepción del pedido.

La excepción serán los libros, que no pagarán tasas o impuestos, y que no deberán ser declarados ante la AFIP. Este producto, junto con medicamentos y obras de arte, ya estaba exento de impuestos desde el 2014 por ser considerados "artículos de primera necesidad".

Para calcular cuánto nos costará traer un producto hay que realizar una cuenta sencilla: Costo de la compra + Costo de envío –si hay– + Impuesto del 50%. En total, una compra de 100 dólares se estima cerca de los 2.800 pesos






Fuente bibliográfica
WWW.TEKMERION.COM.AR, T., [sin fecha]. Hoy vuelve el puerta a puerta y esto es lo que hay que saber. [en línea]. [Consulta: 28 agosto 2016]. Disponible en: http://www.canal-ar.com.ar/23419-Hoy-vuelve-el-puerta-a-puerta-y-esto-es-lo-que-hay-que-saber.html. 

27 ago. 2016

26 Roles de alumnos, ¿a cuántos tienes en tu aula?

Por: Santiago Moll 



El artículo de hoy trata sobre los diferentes tipos o roles de alumnosque te puedes encontrarte en un aula. Se trata de una clasificación que tiene como finalidad no sólo detectar las peculiaridades propias de cada alumno, sino aprovechar esa información en beneficio del grupo clase. Pero antes de continuar me gustaría dejar claro que estos 26 roles no son etiquetas. ¿Por qué lo digo? Porque una etiqueta no va más allá de una simple categorización. En este sentido el artículo busca enumerar los roles buscando en todo momento el bien del alumno y del grupo.

¿Quieres sabes qué 26 roles se pueden dar en un aula? ¿Quieres descubrir a qué tipos de alumnos te enfrentas todos los días en un aula? ¿Quieres aprender a detectar estos roles en beneficio del grupo? Si es así, acompáñame porque zarpamos…


¿Por qué detectar los roles en un grupo clase?

Como muy bien sabrás si has impartido clases en un aula, cada alumno intenta buscar su sitio en un grupo clase. Conocer los distintos roles que se dan en dichos grupos puede convertirse para ti en una herramienta francamente útil para ayudar al grupo.

Para esta clasificación me he servido del libro de Joan Vaello tituladoCómo dar clase a los que no quieren. En dicho libro, Joan Vaello establece un primera pero interesantísima clasificación relacionada con los atributos definidos basados en la taxonomía de Bales. Son estos:

Atributos de poder:
* Ascendente. Alumno que manda, dirige y decide sobre los demás.
* Descendente. Alumno que se deja llevar, es decir, los demás deciden por él.


 Atributos de aceptación:
* Positivo. Alumno aceptado por el grupo. Todos acuden a él.
* Negativo. Alumno rechazado por el grupo. Todos se alejan de él

Atributos de contribución al trabajo:
* Cooperador. Alumno que ayuda a los demás, anima y promueve acciones.
* Reacio. Alumno que dificulta, entorpece o rehuye el trabajo.
Con estas tres grandes variables es como se pueden construir los 26 tipos o roles de alumnos de un grupo en función de su poder,grado de aceptación y contribución a las tareas.

Los 26 roles de alumnos que pueden darse en un aula.
Joan Vaello en su libro Cómo dar clase a los que no quieren establece la siguiente clasificación:

1. Mandón. Si finalidad es mandar, pero desprestigiando a los que le rodean.
2. Organizador. Tiene capacidad de hacer sugerencias como, por ejemplo, actividades.
3. Líder de grupo. Es capaz de guiar a los demás. Alumno con mucha seguridad en sí mismo.
4. Matón. Busca en todo momento la amenaza, tanto de sus compañeros como de sus profesores.
5. Dominante. Su prioridad es la de mandar sobre todo el grupo.
6. Líder social. Tiene la capacidad de generar sinergias, de promover iniciativas que se salen de lo estrictamente curricular.
7. Desafiante. Alumno con tendencia a la desaprobación constante.
8. Sociable. Alumno abierto, extrovertido y que tiene la capacidad de caer bien a todo el grupo clase. Alumno con un alto grado de aceptación.
9. Pelota. Tiene tendencia al rechazo. Se caracteriza por ir continuamente detrás del profesor demandando su atención, consentimiento, haciendo preguntas que no vienen a cuento…
10. Trabajador. Alumno capaz de aislarse del resto del grupo y que trabaja de forma continuada a lo largo de una sesión lectiva. Suele ser bastante individual.
11. Buen compañero. Alumno que se preocupa por los demás. Practica la generosidad entre sus compañeros.
12. Aislado. Alumno solitario que tiende a rehuir del contacto con sus compañeros y profesores.
13. Amigo. Tipo de alumno que va más allá del mero compañero de clase. Es capaz de compartir intimidades de tipo personal. Alumno con una alta capacidad de ayuda.
14. Pasota. Se desentiende de todo lo que le rodea. Se mantiene al margen de los problemas o conflictos que pueden subir en un aula.
15. Inconformista. Suele estar en constante desacuerdo con las decisiones que toma o se toman en el grupo clase.
16. Contemporizador. Es el alumno encargado de resolver los pequeños conflictos que van surgiendo en el aula. Es una especie de mediador del grupo.
17. Mártir. Alumno que manifiesta la tendencia de cargar con las culpas o faltas de los demás.
18. Sumiso. Se caracteriza por dejarse llevar fácilmente. Suele carecer de personalidad y sigue la corriente marcada por otros compañeros.
19. Comparsa. Alumno que no tiene ninguna relevancia o protagonismo en el grupo, es decir, pasa totalmente depreciado como si no existiera.
20. Solitario. Alumno aislado, que no se hace con nadie del grupo.
21. Callado. Se caracteriza por no manifestar al grupo su opinión.
22. Mascota. Alumno muy popular en el grupo, que cae bien a todos o a casi todos y que adquiere el papel de representante del grupo.
23. Alienado. Busca simpatías subestimándose a sí mismo para ganar en aceptación.
24. Distante. Se relaciona poco a nada con el grupo, no intima con sus compañeros.
25. Muñeco. Alumno que carece de opinión y criterio propio.
26. Comediante. Alumno que busca continuamente la gracia. Llama continuamente la atención.

Si te fijas bien en cada uno de estos 26 tipos o roles de alumnos, todos y cada uno de ellos encajarían en algunos de los tres atributos que he comentado más arriba. Incluso algunos presentan varias combinaciones. Joan Vaello en su libro los clasifica uno por uno. Por ejemplo:
* Alumno dominante: ascendente.
* Alumno organizador: ascendente y cooperador.
* Alumno Solitario: descendente y negativo.

26 Roles de alumno. ¿Y ahora qué?
Al principio del artículo he insistido en que estos roles no deben entenderse como etiquetas, sino como fuente de información que permita mejorar el grupo.

¿Qué usos se pueden dar hecha la asignación de roles en un grupo clase?
* Confeccionar grupos de un mismo curso académico para que estos estén compensados.
* Realizar un sociograma del grupo y establecer cuáles serán las posibles vías de actuación a partir de sus peculiaridades.
* Hacer prevención insistiendo en dinámicas de grupo adecuadas al grupo. Un ejemplo de dinámica que funciona muy bien sería la de este enlace
* Distinguir entre los alumnos con una determinada problemática o conflictividad y los alumnos con cualidades positivas.
* Asignar tutorías individualizadas en alumnos con una determinada conflictividad para incidir en determinados aspectos curriculares, conductuales, emocionales…
* Distribuir el espacio para evitar conductas disruptivas.

¿Cuáles son algunas de las dificultades más comunes que un grupo clase puede presentar a partir de los roles de los alumnos?
Joan Vaello extrae algunas de las problemáticas más comunes que se dan en el aula a partir de los 26 tipos o roles de alumno que acabo de enumerar. Pero no sólo las expone, sino que es capaz de dar una solución a cada uno de ellas. Para no extenderme más de lo habitual, tan sólo enumeraré las dificultades. Aún así, te recomiendo las propuestas específicas y las estrategias que propone Joan Vaello para cada una de estas.

Dificultades más comunes:
* Impuntualidad
* Falta de material
* Disrupciones leves 
* Cuchicheo
* Interrupción constantemente
* Conducta irrespetuosa
* Instigación al conflicto
* Apatía
* Agresividad verbal y física
* Conducta graciosa
* Conducta desafiante
* Grosería
* Murmuración
* Hiperactividad
* Timidez
* Chivo expiatorio
* Alumno contestón
* Alumno sabelotodo
* Alumno camarilla
* Alumno absentista esporádico
* Alumno absentista habitual
* Alumno vago y desmotivado

A todas y cada una de estas dificultades Joan Vaello aporta una serie de estrategias muy concretas y que resultan realmente efectivas en la mayoría de los casos.

Roles de alumnos. Conocer más para enseñar mejor. A modo de conclusión.
Si has leído hasta aquí, espero que hayas captado la intención de este artículo, es decir, lo que he querido enseñarte en esta entrada es que en muchas ocasiones se etiquetan alumnos y grupos de forma gratuita y etiquetar no resuelve los problemas que subyacen en un grupo clase.

Un grupo clase en sí presenta una riqueza y una diversidad que en ningún caso debemos ver como un problema, sino como una oportunidad. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que cuanto más y mejor conozcamos a nuestros alumnos, mejor les enseñaremos.


Ojalá que esta entrada te ayude a reflexionar sobre los roles que tienes de cada uno de tus grupos clase y esa información te permita mejorarlos.

Fuente bibliográfica
MOLL, SANTIAGO, 2015. 26 Roles de alumnos, ¿a cuántos tienes en tu aula? Justifica tu respuesta [en línea]. [Consulta: 28 agosto 2016]. Disponible en: http://justificaturespuesta.com/26-roles-de-alumnos/. 

22 ago. 2016

El libro perdido (cuento)

Por: Marcelo Birmajer



–Perder un libro para mí es distinto que perder cualquier otra cosa– me dijo mi amigo Max–. No me refiero a no encontrarlo en la biblioteca, sino a que pasa por tus manos, y de pronto desaparece. En este caso, la antología de Bécquer donde leí por primera vez Volverán las oscuras golondrinas. La verdad es que nunca le había prestado atención al primer verso, donde asegura que volverán. Sospecho que la mayoría de las golondrinas van a volver, nunca lo había tomado en cuenta. Porque el verso extraordinario es el que aclara que aquellas que aprendieron nuestros nombres, ésas, no volverán. Y ese verso genial opaca a todos los demás.

–Paco Ibañez le encontró la música perfecta –agregué–. Cuando lo canta, parece que lo hubieran compuesto juntos.

–Ese libro llegó por primera vez a la casa que compartí con Carolina. Cuando nos fuimos a vivir juntos, les pusimos nuestros nombres a varios libros, arriba del índice en la antología de Bécquer, pero al poco tiempo interrumpimos el rito: ella descubrió que, si nos separábamos, no podríamos dividirlos. Dos años después me dio el olivo y anoté el número del flete de la mudanza en la última página de la antología. Me mudé. Armé mi nueva biblioteca. Viajé por el mundo: arreglar computadoras es un pasaporte universal. Regresé. Conocí a Fabiana, me casé, tuve hijos, me separé. El otro día estaba buscando Los seis problemas para don Isidro Parodi, de Bustos Domecq, cuando cayó en mis manos, ajado, polvoriento, el libro de Bécquer. Apenas lo abrí, y noté que nunca había leído otro poema de la antología. No sé si por falta de interés, o por temor a la melancolía. El asunto es que no encontré el de Borges y Bioy, y me dejé a mano el de Bécquer para leerlo en la semana, o el siguiente mes. Cuando quise retomarlo, ya no estaba. ¿Cómo buscás un libro perdido, dentro de tu propia casa? A diferencia del de Parodi, el de Bécquer sabía que nunca lo había sacado de casa. No se lo había prestado a nadie. ¡Estaba ahí! Considero a los libros perdidos como presas de caza: miro para otro lado, hago de cuenta que estoy buscando otra cosa, los engaño con mi desinterés para atraparlos cuando se descuiden. Lo busco como Seymour le recomienda a su hermano menor en Levantad carpinteros la viga del tejado: sin apuntar demasiado. Busco otros libros. Me compré de nuevo los Seis Problemas, aunque no me repongo de la pérdida de mi edición original. Pero el libro de Bécquer era como esos recuerdos que rozan la memoria y se escapan, como algo muy importante que estás a punto de decir, y se te esfuma contra el paladar. Una estocada de la memoria contra el alma. Un secreto que tu cerebro te oculta, como un enemigo íntimo. Una madrugada estaba buscándolo, con la escalera, en un rincón remoto, imposible, sólo tentando al azar, ¿quién podría haber llevado el libro hasta esas alturas de mi biblioteca, una pterodáctilo mientras yo dormía? La mujer más alta con la que me había acostado desde que lo había perdido, no hubiera llegado allí ni con la escalera. Cuando de pronto sonó el teléfono fijo. ¿Quién y por qué podría llamarme a esa hora? Decidí seguir buscando el libro. En el contestador, escuché una voz femenina. Dudé, hasta que me dijo que era Carolina. ¿Cuánto tiempo había pasado? ¿Veinte años? Estaba por Buenos Aires, y me quería ver. Cortó. Me tuve que sostener fuerte del estante, y luego bajé con mucho cuidado. Volví a escuchar el mensaje y me quedé pensando. Entre dos guías de teléfono, en un mueble que no usaba desde que lo compré, estaba el libro de Bécquer. Las guías de teléfono tampoco las había usado. Abrí el libro por el final, y volví a ver el número del flete que había anotado en tinta negra. Y luego fui al índice, a buscar un poema que no fuera el de las golondrinas. Borré el mensaje que me había dejado Carolina en el contestador.

Los nombres que yo le había puesto al libro, ya no estaban. Literalmente, no estaban.



Fuente bibliográfica
BIRMAJER, M., [sin fecha]. El libro perdido. Clarin.com [en línea]. [Consulta: 23 agosto 2016]. Disponible en: http://www.clarin.com/ciudades/libro-perdido_0_1622237881.html. 

27 Cuentos de Gabriel García Márquez para leer online


El Nobel de Literatura 1982, Gabriel García Márquez, además de sus grandes novelas ha desarrollado una maravillosa labor en el cuento. Aquí 27 Cuentos de Gabriel García Márquezpara leer online.


1.                     Ojos de perro azul
2.                    La mujer que llegaba a las seis
3.                    El ahogado más hermoso del mundo
4.                    La viudad de Montiel
5.                    Sólo vine a hablar por teléfono
6.                    La tercera resignación
7.                   Un día de estos
8.                    El rastro de tu sangre en la nieve
9.                    Diálogo del espejo
10.               El avión de la bella durmiente
11.               Tramontana
12.               Un señor muy viejo con unas alas enormes
13.               Espantos de agosto
14.               El drama del desencantado
16.               La siesta del martes
17.               Amargura para tres sonámbulos
18.               Rosas artificiales
19.               La prodigiosa tarde de Baltazar
20.               Muerte constante más allá del amor
21.               Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo
22.               La luz es como el agua
23.               La santa
24.               La muerte en Samarra
25.               Me alquilo para soñar
26.               Ladrón de sábado
27.               Algo muy grave va a suceder en este pueblo


Fuente: http://guialiteraria.blogspot.com.ar/2013/08/cuentos-gabriel-garcia-marquez-online.html

20 ago. 2016

12 títulos para despertar en los chicos el gusto por la lectura



La  literatura infantil y juvenil (LIJ) sigue creciendo, para placer de padres, docentes e hijos y para beneficio de las editoriales. Este fenómeno trae como (maravillosa) consecuencia que el caudal de la producción sea más que interesante y que ahora no se edite con más fuerza exclusivamente para las ferias, sino también para otras fechas en las que el ojo del consumidor de libros está puesto en las librerías.



Resultado de imagen para Noel Gris

Noel Gris, de Aaron Blabey, traducido por Manuel Rud (Limonero, junio de 2016) es un libro que de un modo original habla de la capacidad de un chico, Noel, que aún yendo contra sí mismo, logra adaptarse a lo que le toca en suerte. Polémico en la historia y las imágenes, es un libro que no pasa inadvertido y que vale la pena leer y disfrutar. ¡Recomendadísimo!


Resultado de imagen para Cuando todo pasa volando

Cuando todo pasa volando es un clásico de la dupla artística y pareja que constituían Beatriz Doumerc y Ayax Barnes (Colihue, 2016) y habla, sin nombrarla, pero con sencillez, de la libertad. A partir de algo que le sucede a don José, un día y de golpe, comienza a ver el mundo desde otro lugar. Un imprescindible.


Resultado de imagen para Felizde Mies van Hout
Feliz, de Mies van Hout (Fondo de cultura económica, 2016) es bello por definición y un lujo como objeto. Narra desde la simpleza sensaciones y estados de ánimo. Disfrutable desde la tapa misma, los chicos más chicos (y los grandes sensibles, también) lo van a adorar.


Resultado de imagen para Trompa con trompita Jorge Luján

Trompa con trompita, de Jorge Luján e ilustrado por Mandana Sadat(Capital Intelectual, 2016), es un poemario que expele belleza y ternura desde cada página. Las ilustraciones son protagonistas, a la par que las palabras que nombran los juegos cariñosos entre madre e hijo. Un libro que puede ser arrullo y nana para los más chicos cada noche.


Resultado de imagen para Ciencia que baila

Ciencia que baila: Saltos, piruetas y física para el bailarín científico, de Jimena Olmos Asar y Esteban Franceschini (Siglo XXI, 2016). Estrictamente no es un libro de lij, pero tampoco es solemne y etiquetado para adultos, por lo cual, aquí lo recomiendo. De manera entretenida, con gráficos y todo, los autores, químicos cordobeses, explican principios de la física a través de la danza, o viceversa. Una propuesta más que interesante para los amantes de la ciencia, la danza ¡o ambas!   


Resultado de imagen para Guía turística de la Tierra extrema

Y si de libros informativos hablamos, la editorial iamiqué es especialista en esa cuestión. De la colección Destinos insólitos, este año editaron Guía turística de la Tierra extrema, de Mariano Ribas e ilustrado por Javier Basile (iamiqué, 2016). En este volumen, se "regalan" veinticinco destinos para descubrir de nuestro planeta. Con ubicaciones precisas, hitos interesantes y descripciones detalladas y divertidas, siembra la semilla del recorrer, del viajar y del buscar, tal vez, nuestro lugar extremo.

Resultado de imagen para El loro estudioso de Liliana Cinetto

 El loro estudioso, de Liliana Cinetto y con ilustraciones de Rocío Alejandro (Sigmar, 2016), revaloriza para los más chiquitos el tema del estudio, del compartir y del reconocimiento que se logra al hacer las cosas con empeño y amor. Divertidas ilustraciones y un mensaje positivo.


 Resultado de imagen para mentiras y moretones

Pablo Bernasconi no necesita presentación, tampoco su producción, pero este libro se corre un poco de lo que estamos acostumbrados a encontrar en su obra. Mentiras y moretones (Sudamericana, 2016) está constituido por relatos que tratan, de una manera u otra, acerca de las caídas. Las ilustraciones sí tienen esa impronta tan personal que caracteriza a este autor.


Resultado de imagen para Julián y el caballo de piedra

Julián y el caballo de piedra, de Félix Bruzzone con ilustraciones de Germán Wendel (Adriana Hidalgo [pípala], 2016), es una nueva aventura de Julián y su espejo. La melancolía que guarda Julián es evidenciada y acompañada por las imágenes. La soledad, lo onírico y la búsqueda con ansiedad se transmiten a medida que avanza la historia. Vale la pena hacer el viaje…

Resultado de imagen para Había una vez…Jacob y Wilhelm Grimm

Había una vez… cuentos de los hermanos Grimm (de Jacob y Wilhelm Grimm e ilustrado por Rofusz Kinga, fue editado por unaLuna este año) es un libro de cuentos de todos los tiempos, de esos para tener en la mesita de luz y elegir uno cada noche para llamar al sueño. Las ilustraciones, una joya.


Resultado de imagen para Los ojos del perro siberiano Antonio Santa Ana

Los ojos del perro siberiano, novela multipremiada y que este año cumple la mayoría de edad, de Antonio Santa Ana (Norma, edición de 2016), es una historia dolorosa, vigente, que habla de muchas cosas (la fraternidad, las enfermedades, la discriminación, los prejuicios) que atraviesan a chicos de todas las edades, pero que en la adolescencia se acentúan más. Un clásico que en la edición de 2016 tiene un arte impactante desde la tapa hasta su última página. Otro imprescindible.

Resultado de imagen para El ladrón de sombras, de Verónica Cantero Burroni

El ladrón de sombras, de Verónica Cantero Burroni y con ilustraciones de Juan Chavetta (Quipu, 2016), tiene un doble plus: fue distinguido con el premio Elsa Morante, de Italia, y su autora tiene 14 años. Esto último permite una empatía genuina de los chicos con la historia, porque habla en su propio idioma. Esta novela corta tiene misterio, mensaje social, amistad, situaciones con las que los lectores van a identificarse desde el momento cero.


Fuente bibliográfica
 Botto, Julieta . 12 títulos para despertar en los chicos el gusto por la lectura. Infobae [en línea]. [Consulta: 21 agosto 2016]. Disponible en: http://www.infobae.com/cultura/2016/08/20/pensaste-en-regalarles-un-libro/. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...