6 dic. 2016

Siete claves para el éxito


Por: Ismael Cala



El poeta Carlos Cortez aseguraba que “se alcanza el éxito convirtiendo cada paso en una meta y cada meta en un paso”.

En mis propias palabras, no dejes de buscar nuevos horizontes, no te frenes ante el aparente fracaso y aprende de cada ensayo. Se trata de un estilo de vida fundamental en el camino hacia el éxito profesional y personal.

En ocasiones pensamos que nuestro poder reside en el estatus económico, la fama o en los likes de una imagen que subimos a las redes sociales. Sin embargo, el verdadero poder para manejar nuestra vida está en la grandeza del ser humano, la búsqueda de la abundancia y en la voluntad de estar al servicio de los demás.

Considero que estas son diez claves importantes para convertirnos en personas exitosas:

1- El éxito no es un don divino, sino que conlleva dedicación y la regla de las tres P: pasión, paciencia y perseverancia. Da lo mejor de ti, la actitud es tan importante como las habilidades.

2-. Sonríe a la vida, sé positivo. Recuerda la ley de la atracción: si nos centramos en pensamientos positivos, así será el tipo de energía que atraeremos.

3-. Convierte las actividades de ocio o pasatiempo en aficiones de desarrollo personal. Por ejemplo, en los múltiples viajes que realizo cada semana, dedico buena parte del tiempo a leer para ampliar mis conocimientos.

4-. No temas al fracaso. El famoso jugador de baloncesto Michael Jordan explica: “He fallado una y otra vez en mi vida, por eso he conseguido el éxito”. Es imposible no tomar malas decisiones en algún momento. Sin embargo, lo fundamental es no dejar de luchar por nuestros sueños.

5. No dependas de la suerte. El destino es el resultado de nuestras decisiones. No hay atajos en la vida. Los logros y los éxitos son consecuencia del trabajo constante y enfocado.

6. Sé una persona agradecida. Según Buda: “Somos lo que pensamos, todo lo que somos se levanta con nuestros pensamientos. Con ellos, creamos el mundo”. Expresa a los demás tu gratitud.

7. Recuerda que todo comienza con la felicidad interior. Aprende a gestionar las emociones y a automotivarte.
Y, sobre todo, descubre el mundo. Sal de tu zona de confort y ponte a prueba.



Fuente bibliográfica
CALA, ISMAEL, 01-12-2016. Siete claves para el éxito. Diario La Prensa [en línea]. [Consulta: 6 diciembre 2016]. Disponible en: http://www.laprensa.hn/opinion/columnas/1022880-412/siete-claves-para-el-éxito. 

5 dic. 2016

El sueño de los lectores apasionados: un hotel con libreros en lugar de paredes




¿Te gustaría dormir rodeado de librosBook and Bed es para ti. El hotel de Tokio lleva a otro nivel la oferta de dormir en cápsulas donde apenas entra el cuerpo entero, con su propuesta pensada para amantes de la literatura.

  


Con 5,000 libros, tanto en inglés como en japonés, se define como un “accomodation bookshop”, una especie de librería donde se puede dormir. Las camas metidas entre los estantes no parecen cómodas, factor que hasta el mismo hotel explica en su sitio. Lo que hacen es ofrecer un lugar donde quedarse leyendo con la posibilidad de quedarse dormido.






Además de bibliotecas en lugar de paredes, los ejemplares decoran el espacio y cuelgan del techo. Los lujos son pocos, como en todos los hoteles de este tipo, y la tarifa es promedio: alrededor de $40 la noche. Con cada colchón vienen cortinas, perchas, wifi, enchufe y, por supuesto, una lámpara para leer.






Fuente bibliográfica
 El sueño de los lectores apasionados: un hotel con libreros en lugar de paredes. El Diario NY [en línea]. [Consulta: 6 diciembre 2016]. Disponible en: http://eldiariony.com/2016/12/02/hotel-book-bed-libreros-paredes-tokio/. 

Preocupación por el futuro de las bibliotecas populares



Los integrantes del Núcleo Santa Fe Capital de las Bibliotecas Populares se reúnen con frecuencia. En el último encuentro, analizaron la delicada situación que atraviesan y las alternativas. Foto: Pablo Aguirre 

Referentes de bibliotecas populares de la ciudad de Santa Fe expresaron su preocupación ante la insuficiencia de los fondos anuales que reciben, para asumir los gastos de funcionamiento. Alicia Ribera, de la Biblioteca Mitre, que funciona en instalaciones cedidas por Rotary Club Santa Fe, dialogó con El Litoral sobre la problemática. 

—¿Hay preocupación por el futuro de las bibliotecas populares?

—Indudablemente sí. Porque no contamos con los medios suficientes como para mantener abierta la biblioteca popular. La biblioteca popular es un ente autárquico, que se mantiene por sí mismo, recibe subsidios de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip) y de la provincia, a través de la Ley 10.572. Son partidas anuales que no alcanzan para mantener toda la infraestructura que implica tener abierta una biblioteca popular, con los servicios que brinda. 

—¿Cuánto dinero reciben, en subsidios, las bibliotecas populares?

—Este año recibimos 60.000 pesos de la Conabip y unos 40.000 de la provincia. Serían 100.000 pesos en el año para todo el manejo de la biblioteca. De todo eso, se puede usar solamente una parte para sueldos, el resto es para gastos operativos. Porque tenemos que comprar resmas, tenemos servicio de fotocopiadora, de impresiones, tenemos que pagar Internet y todos los insumos necesarios necesarios para que la institución pueda permanecer abierta.

Acciones

En la ciudad de Santa Fe, las entidades netamente populares (es decir, aquellas que sólo cuentan con los subsidios antes mencionados y no otros para el pago de sueldos) son alrededor de una docena. Pero en toda la provincia, hay más de 200. En estas instituciones, el dinero que les falta para asumir gastos operativos, surge de distintas acciones. En la Biblioteca Mitre, por ejemplo, realizan té bingos y venta de pollos. “Ahora estamos haciendo un bono contribución con una obra que nos donó un artista plástico santafesino, Hugo Lazzarini. Y así nos vamos manteniendo, porque no alcanza con la cuota societaria, que es muy chiquita, en el caso nuestro de 30 pesos por mes”, contó Alicia Ribera.


Cabe señalar que la Conabip también brinda un subsidio anual para que las instituciones puedan asistir a la Feria del Libro y adquirir volúmenes al 50 por ciento de su valor. Pero tampoco alcanza. “El año pasado fueron 21 mil pesos para todo, libros y viáticos. No se pueden traer más de cien libros”, apuntó la referente de la Biblioteca Mitre. 


Alternativas

En la ciudad, se formó y se reúne periódicamente el Núcleo Santa Fe Capital de las Bibliotecas Populares. Allí, se hicieron eco de proyectos legislativos que planean posibles soluciones a la situación que atraviesan las instituciones de este tipo. Así, se reunieron con los diputados provinciales Claudia Giaccone (quien proyecta modificaciones a la Ley 10.572) y Jorge Henn, entre otras personas. 
Sin embargo, como planteó Ribera, por el momento son sólo proyectos. “Por eso, estamos luchando, para ver si hacemos un poco de esfuerzo entre todas las bibliotecas y podemos lograr que esto salga. Y que la gente nos conozca también, porque insume muchos gastos mantener abierta una biblioteca”. 

“Nosotros venimos luchando hace años por esto. Ahora, formamos un núcleo, pero esta lucha, en la Biblioteca Mitre, lleva más de quince años. Lo que pasa es que cuando se lucha en soledad es difícil, sobre todo porque el trabajo del bibliotecario es de bajo perfil. Ahora, con el núcleo somos más y es más fácil exponer el problema y que te presten atención. 


Fuente bibliográfica
ELLITORAL.COM, [sin fecha]. Preocupación por el futuro de las bibliotecas populares. [en línea]. [Consulta: 6 diciembre 2016]. Disponible en: http://www.ellitoral.com/index.php/id_um/139639-preocupacion-por-el-futuro-de-las-bibliotecas-populares-advierten-que-el-presupuesto-no-les-alcanza. 

27 nov. 2016

Murió Fidel

El Che y Fidel, figura centrales del proceso revolucionario en Cuba



Símbolo latinoamericano de la resistencia a Estados Unidos, Fidel Castro, fue el líder histórico de la revolución cubana, que 57 años después de su conquista del poder sobrevive como uno de los últimos regímenes comunistas del mundo.

Amado por muchos, por múltiples razones… 
y odiado por otros muchos, por las mismas razones.


La historia lo juzgará!!!!

26 nov. 2016

Motivar al desmotivado





He aquí un escenario demasiado común:

Un grupo de estudiantes de la escuela primaria o intermedia son rebeldes, irrespetuosos, y bajo rendimiento académico y social en el aula. No aprecian el valor de la educación. El maestro, a pesar de las buenas intenciones y la pasión, es visto como una figura de autoridad de confrontación o irrelevante.Los estudiantes no están dispuestos a participar en clases o programas de asesoramiento tradicionales.

Enseñanza en el aula se puede lograr mejor - y, a veces puede sólo sepuede lograr - si un estudiante está dispuesto a ser enseñado. Tutoría y programas de asesoramiento tradicionales sólo son eficaces si un estudiante quiere tomar ventaja de ellos. Un número alarmante de no motivados, los niños de primaria y secundaria de bajo rendimiento no están dispuestos a hacerlo.


Entonces, ¿qué puede hacerse?

Enfoque, Compromiso, Refuerzo, Eficacia, Diversión

* La meta: Los estudiantes que respetan a sus maestros, las escuelas, los pares, y el proceso de aprendizaje.
* La clave: La motivación del estudiante.
* Beneficio adicional: proyecto de aprendizaje servicio significativo para los estudiantes de secundaria.
Una estrategia eficaz de la motivación del estudiante debe incluir todos estos cinco componentes:

1. Enfoque
Los maestros deben estar listos, dispuestos y capaces de concentrarse principalmente en la motivación. Muchos de los programas educativos y sociales suplementarios valiosos están disponibles. Pero el aprendizaje en el aula y programas suplementarios habrán disminuido mucho valor (o ser completamente carente de valor) si los estudiantes son ambivalentes o no están dispuestos a participar. estudiantes sin motivación no es probable que abrazar el aprendizaje en clase o participar en tutoría, ayuda con los deberes, o programas de asesoramiento tradicionales.

2. Compromiso de tiempo
Los maestros y administradores son conscientes e incluso protectora de tiempo curricular. Sin embargo, una estrategia que requiere sólo 15 minutos a la semana puede proporcionar un excelente rendimiento de tiempo invertido. Y teniendo en cuenta la cantidad de tiempo perdido en la disciplina de los estudiantes, sin motivación ingobernables, una inversión de 15 minutos por semana en la motivación dará lugar a un aumento neto en el tiempo real de enseñanza.

3. Refuerzo través de la repetición
El conejo de Energizer puede seguir y seguir. Sin embargo, una estrategia de motivación para los estudiantes de primaria y secundaria requiere refuerzo repetitivo. Los maestros deben incluir esta pieza de la estrategia si esperan para ser eficaz.

4. motivadores eficaz
El éxito de toda estrategia de motivación requiere un motivador eficaz. Una historia que circula alrededor del Internet habla de un padre llevar a su hija a una función escolar. La hija, por miedo a ser avergonzado por su padre, se declaró: "Papá, hagas lo que hagas, no cantar." El padre era Billy Joel. Sea o no esta historia es verdadera, el sentimiento es ciertamente creíble. No importa que los padres o tutores son, sus advertencias u ofertas de ayuda son a menudo ignorados. 

Si los maestros y administradores son afortunados de tener, estudiantes flexibles respetuosas, una estrategia de motivación específica no es necesaria. Sin embargo, en las aulas crónicamente ingobernables y / o los que tienen bajo rendimiento, estudiantes desmotivados, los deseos de las figuras de autoridad adultas se tienen en cuenta. 

Por desgracia, esto a menudo se eleva al nivel de falta de respeto y desafío. Sin embargo, los estudiantes de la escuela secundaria logrado académicamente son modelos muy poderosos. En virtud de su ser mayores, que son automáticamente "fresco" y respetado. Ellos son vistos como compañeros de más edad y por lo tanto fácil de relacionar con - sobre todo si comparten intereses comunes.

5. Diversión para los estudiantes
El ingrediente no tan secreto para cualquier actividad de motivación es asegurarse de que es divertido. Como estamos a punto de ver, el chat de vídeo (a través de Skype, Facetime, u otros medios de comunicación) es divertido. Esta es una actividad que los estudiantes esperan participar en

Un programa de motivación único
Estos cinco componentes se encuentran en el núcleo de un recurso que he desarrollado para los maestros de primaria y secundaria que también funciona como una oportunidad de servicio a la comunidad para estudiantes de secundaria. 

El programa, llamado al hombro Gigantes, aboga por una estrategia para motivar de manera repetitiva los estudiantes de primaria y secundaria de bajo rendimiento a respetar a sus maestros, compañeros, escuelas, y el proceso de aprendizaje a través de 15 minutos, los chats en línea una vez por semana con logran académicamente alta estudiantes de la escuela que aprecian el valor de la educación.

Los estudiantes son emparejados de acuerdo a los intereses (deportes, música, arte, danza, etc.). Por ejemplo, un miembro del equipo de fútbol del instituto está emparejado con un estudiante que ama el fútbol. Un grupo de tres parejas de estudiantes de más edad / jóvenes comparte un ordenador o tableta para el chat en línea semanal. Con sólo cinco computadoras, 15 mayores / los pares de estudiantes más jóvenes pueden ser alojados en 15 minutos, 30 pares de estudiantes en 30 minutos, etc.

El proceso de implementación es simple. Los estudiantes de secundaria comienzan una rama de la OGS de la misma manera que lo haría cualquier otro club de la escuela. Los estudiantes son supervisados ??por los maestros o miembros de la facultad, en cada escuela, como es el caso en cualquier actividad escolar.

Es de 15 minutos por semana de tiempo realmente suficiente?
El único propósito de este programa es motivar a los estudiantes que interactúan con sus compañeros de más edad que participan. Como resultado, los estudiantes más jóvenes estarán más dispuestos a poner en el tiempo requerido para más actividades que requieren mucho tiempo, tales como el aprendizaje en clase, tutoría, ayuda con los deberes, o Gran Hermano / programas de asesoramiento de tipo hermana mayor.

Beneficios para los estudiantes de primaria y escuelas

* Estimula la motivación
* Enseña habilidades de comunicación
* Fomenta el respeto a los maestros y la escuela
* Fomenta el respeto por el proceso de aprendizaje
* Proporciona un reconocimiento por el éxito y los intentos de tener éxito
* Contadores bajas expectativas personales
* Reduce la pérdida de tiempo en los estudiantes disciplinar
* Enseña habilidades informáticas
* Divertido y emocionante
* El tiempo mínimo de compromiso
* Fácil de implementar

Beneficios para los estudiantes de secundaria y escuelas

* Enseña el liderazgo
* Enseña responsabilidad
* Proporciona un servicio valioso de la comunidad
* Proporciona una actividad hoja de vida digno cuando se aplica a los colegios y empleo en el futuro
* Proporciona una cobertura potencial positivo de la escuela o los estudiantes de la televisión local, la radio y otros medios de comunicación
* Proporciona una nueva relación dinámica entre las escuelas Partnered
* El tiempo mínimo de compromiso

* Fácil de implementar

Fuente biblioráfica
DALE, C., 2015. Motivating the Unmotivated. Edutopia [en línea]. [Consulta: 27 noviembre 2016]. Disponible en: https://www.edutopia.org/blog/motivating-unmotivated-chelsea-dale. 

25 nov. 2016

¿Odiás tu trabajo?


Por: Laura Carrascosa





Podés estar trabajando en una función que no te gusta. También podés estar trabajando en lo que te gusta pero el contexto de trabajo no es bueno. Podés haber tenido ciertas expectativas con respecto a un determinado empleo y cuando finalmente accediste al mismo te diste cuenta que no era lo que imaginabas.
Lo cierto es que no todo el mundo trabaja en lo que le gustaría.
¿Qué alternativas tenés? Siempre hay alternativas. Sin embargo las que primero aparecen son las excusas. Siempre se puede, sólo hay que planificar el cambio adecuadamente.
En esta nota te traemos algunos trucos o tips para hacer un cambio de actitud frente a esta situación que te disgusta. Tomá nota:
1. ¿Qué objetivos laborales te proponés? ¿A dónde te gustaría llegar? Las razones por las cuales te sentís desganado pueden ser de variada índole: una mala relación con tu jefe o tus compañeros de trabajo, jornadas extensas de trabajo, tareas operativas, malas condiciones de empleo, etc. Es importante que puedas determinar tu situación actual y tu situación deseada para poder valorar como positivo o negativo lo que estás viviendo. De esta manera quizás podés entender que se trata sólo de un momento que te va a llevar a donde te gustaría estar en un futuro cercano. También podés darte cuenta que lo que estás haciendo no te hace feliz y no va a llevarte a donde te gustaría estar. Es la hora de pensar en un cambio.
2. Salí de tu zona de confort y buscá alternativas. Preguntate qué has hecho últimamente además de quejarte. Si por el momento no podés cambiar tu situación actual, intentá que cada día sea diferente. Aprendé cosas nuevas, aumentá tu red de contactos, recuperá viejas amistades, cuidá mejor tus finanzas, acudí a eventos, seminarios o congresos en donde puedas contactarte con personas que puedan facilitar tu entrada a otras empresas o actividades. No te quedes inmóvil en donde estás. Si querés resultados diferentes, intentá con acciones diferentes.
3. Mantené una actitud positiva y da las gracias todos los días. De acuerdo a un estudio científico de la Harvard Medical School, si escribimos todos los días aquello por lo que nos sentimos agradecidos, se genera un efecto muy positivo en nuestras emociones y nos hace posicionarnos en el lado bueno de nuestra vida diaria. Si querés generar un cambio, el centrarte en aspectos negativos lo único que trae es frustración y de esta manera te cerrás y dejás de ver opciones y alternativas diferentes a las que tenés en la actualidad. Entonces, enfócate en lo positivo que tenés: disfrutá de tus amigos y de tu familia, intentá aprender algo nuevo todos los días, explorá y estudiá alternativas futuras, etc.
4. Reservá espacios de tiempo para tu vida personal. Probablemente estés pensando en este momento que no te queda tiempo adicional a lo que hacés. En realidad si te queda, lo que tenés que pensar y planificar en qué invertirlo. En algún momento del día tenemos momentos de ocio. Preguntate si es productivo o no. Si no lo es y no te trae ninguna satisfacción probablemente, en vez de descansar estés desperdiciando el tiempo. Aprendé a aprovecharlo mejor con aquellas actividades que te provocan satisfacción.
5. Que esta situación personal de disgusto no afecte tus relaciones dentro y fuera del trabajo. Podés debatir y argumentar los motivos de tu descontento y quizás de esa forma otras miradas puedan ayudarte a encontrar nuevas alternativas. Lo que no deberías hacer es culpar a los otros de tu irritablidad, volviéndolos foco de insultos o actitudes poco amigables. La felicidad propia no es responsabilidad de los otros, es solo nuestra.


Fuente bibliográfica
CARRASCOSA, L., 28 de Octubre de 2016 ¿Odiás tu trabajo? - MDZ Online. [en línea]. [Consulta: 25 noviembre 2016]. Disponible en: http://www.mdzol.com/nota/701170-odias-tu-trabajo/. 

5 consejos para leer un libro a la semana





Muchas personas quieren hacerse del hábito de leer, pero no saben cómo lograrlo. A veces no basta con tener un libro que nos atrape, se necesita algo más.

Para Belle Beth Cooper de Fast Company la clave está en fijar metas pequeñas, enfocarse en una cosa a la vez, quitar barreras y crear nuevas rutinas dentro de las que ya tenemos.

Leer 15 páginas al día, por muy poco que suene, es una cuota que en el corto plazo funciona para lograr la meta de leer un libro a la semana.

Sin embargo, si se empieza desde cero y se desea adquirir el hábito de la lectura, entonces lo mejor es seguir estos cinco consejos.

1. Tener el libro en un lugar relajado
La mejor forma de adquirir hábitos es cuando se quita toda fricción que impida adquirirlo. En estos casos, es aconsejable elegir el libro que se quiere leer antes de llegar a casa y no desperdiciar tiempo en decidir. Además, esta actividad debe formar parte del tiempo de relajación.

2. El libro debe ser un gusto y no obligación
Leer recomendaciones está bien, pero si no resultan de nuestro agrado tampoco es obligatorio leer todo el libro. Seguir las tendencias de los libros más leídos es una opción. En todo caso, lo mejor es leer los títulos que realmente resulten de nuestro interés.

3. Optimizar el tiempo
Si bien a todos nos gusta ver la televisión, no es necesario pasar todo el día frente a ella. Muchas veces vemos programas que no nos gustan tanto, sólo para hacer tiempo en lo que inician nuestros favoritos.
No se trata de renunciar a nuestros pasatiempos, sólo de aprovechar los ratos muertos. En lugar de aburrirnos, bien podemos leer un libro.

4. Cuidado con las distracciones
Las notificaciones del teléfono pueden ser grandes distractores, no todo lo que llega requiere nuestra atención. Lo justificamos porque pensamos que así somos más productivos: revisar y contestar correos cada cinco minutos no deja que avancemos en nuestras actividades.
En este caso, lo mejor es enfocarnos a lo que deseamos hacer: crear un ambiente que nos permita concentrarnos y leer. Es muy simple. En estos días tener algo de tiempo para relajarse es muy escaso, no lo saboteemos con distractores que no nos dejan nada bueno.

5. Es mejor no mezclar
Si ya iniciamos un título lo mejor es no mezclar con otro. Lo más recomendable es hacer una lectura a la vez para no mezclar tramas ni personajes. Existen muchos tipos de libros, pueden ser de ficción o ensayos. La cuestión es leer por gusto y dejar atrás la presión de cuando se hace por obligación. Debe ser un placer.


Último consejo: no es necesario leer un libro por completo. Si llega el caso de que el título no logró atraparnos, entonces lo mejor es dejarlo y buscar otro. No es una obligación acabar los libros.

Fuente bibliográfica
5 consejos para leer un libro a la semana. Dinero en Imagen.com [en línea], 2016. [Consulta: 26 noviembre 2016]. Disponible en: http://www.dineroenimagen.com/2016-09-26/78280. 

15 nov. 2016

Cómo conseguir que no se te olvide nada de lo que lees

Por: Héctor G. Barnés


Todos lo sabemos: por mucho que nos concentremos en lo que leemos, apenas un par de semanas después de terminar un libro, no recordamos casi nada. Hay solución

“No me acuerdo ni de lo que comí ayer”; “sí, esa película la vi hace poco, pero no estoy seguro de cómo terminaba”; “leo mucho, pero los libros se me olvidan nada más acabarlos”. Estas son tres frases que oímos de manera habitual en nuestro día a y a día, y que vienen a resumir una triste realidad: cada vez nos cuesta más recordar nuestras experiencias. Muy probablemente, porque apenas causan un impacto en nosotros. Comemos, vemos una película o leemos un libro para olvidarlo casi en el acto, en cuanto pasamos a otra cosa.

La única manera de conseguir que esto no ocurra es convertir la lectura en algo significativo, de igual manera que ocurre con los niños cuando aprenden algo nuevo. Hay mucho escrito sobre las pequeñas estrategias que se pueden adoptar para conseguir recordar lo que se ha leído, así que a continuación recogemos algunas de las más útiles si no queremos que la lectura se convierta en un acto tan inocuo e insípido como beber un vaso de agua. 
   
Lo mejor que puedes hacer es resumir el libro y reenviarte periódicamente un email con lo más importante que has aprendido. 

Recapitula y mándate un correo electrónico
De entre todas las estrategias personales que se han desarrollado para memorizar lo leído, quizá esta que Shay Howe de BellyCard expone en 'Medium' sea una de las más interesantes, ya que le ha permitido leer un libro cada dos semanas y estrujar al máximo su contenido. Su método consiste, básicamente, en subrayar lo más importante. Poco sorprendente, ya que es lo que recomiendan la mayor parte de expertos.

Sin embargo, para Howe esto no es más que el principio: una vez terminado el libro, merece la pena releer lo destacado, con el objetivo de “reforzar las lecciones y los conceptos clave”. Con una hora debería ser suficiente. Una vez terminado, el directivo hace un resumen por escrito en un correo electrónico y se lo envía a sí mismo. Howe no se corta a la hora de enriquecer el texto con gráficas, infografías o fotografías de las páginas del libro.

Hazte un resumen para ti mismo, y envíatelo a menudo. (iStock)

La cosa no termina ahí. No solo se envía una copia del resumen, sino que, además, programa el servicio de correo electrónico para volver a recibirlo un tiempo después. “La mayor parte de las veces, estos emails llegan cuando mis recuerdos del libro empiezan a desvanecerse, igual que mi instinto para aplicar lo aprendido”, explica. “¡El momento perfecto! Entonces lo vuelvo a programar para reenviármelo en una fecha posterior”. Howe sigue haciendo lo mismo a medida que pasa el tiempo, con el objetivo de refrescar periódicamente lo aprendido.


Toma notas
La táctica de memorización más habitual. Si no quieres pintarrajear las páginas de tu libro –algo razonable–, siempre puedes tomar notas en post-it o en un cuaderno aparte, aunque en este caso se pierda la capacidad de interactuar con el objeto-libro. Como explica un artículo publicado en 'Business Insider' a partir de las opiniones de los usuarios de 'Quora', nunca debemos leer sin un lápiz en la mano. “Subraya las frases que encuentres confusas, interesantes, o importantes”, señala uno de ello. “Traza líneas en el margen de los párrafos más importantes. Dibuja diagramas para ver la estructura de las ideas clave”.

Si no eres capaz de contarle a otra persona lo que acabas de leer, es porque no lo has entendido lo suficientemente bien y lo vas a olvidar

Hazte preguntas

Piensa en el libro como en un examen que debes aprobar, pero sin la carga estresante asociada a estas pruebas. ¿Cuál es la principal idea de lo que acabo de leer? En caso de que se trate de una novela, ¿cuáles son las motivaciones de los protagonistas? Es algo muy semejante al papel que juegan las preguntas sobre comprensión escrita en los libros de texto de los alumnos de un colegio. Si nos cuesta desarrollar preguntas, podemos utilizar otra estrategia, que es contárselo a los demás. Al ordenar y sintetizar la información para explicarla de manera oral, estamos obligados a interactuar con ella y no ser simplemente receptores pasivos de lo que hemos leído. Si no eres capaz de hacerlo es porque, aunque pienses que sí, no has sido capaz de entenderlo.

Impresión, asociación y repetición
Los tres pasos de la memorización, según explica un usuario de 'Stack Exchange'. Por lo general, la mayor parte de nosotros nos quedamos en el primer paso, es decir, con la impresión que ha causado en nosotros lo que hemos leído. Por eso solemos recordar si una novela o una película nos han gustado, pero no podemos decir por qué.

Los libros en papel facilitan subrayar, escribir en los márgenes o pegar post-it en las páginas destacadas. (iStock)

Más complicado resulta pasar a la asociación, es decir, enlazar lo que hemos leído con lo que ya conocemos, y a la repetición. Es tan simple como volver sobre el mismo material hasta que conseguimos retener lo más importante. Como no tenemos tiempo para releer un libro una y otra vez, basta con volver sobre lo subrayado, lo que nos devuelve al consejo inicial de Howe.

Lee en diagonal primero
Puede parecer un consejo muy poco útil. ¿De verdad merece la pena echar un vistazo a todo el libro antes de meternos en profundidad en él? El doctor Bill Klemm, profesor de Neurociencia de la Universidad de Texas A&M, considera que sí, especialmente si (obviamente) se trata de género ensayístico. “Todo material que deba ser estudiado con cuidado debe ser leído por encima primero”, explica.

No debemos pegarnos atracones que nos dejarán resaca lectora. Es decir, dolor de cabeza y ni un solo recuerdo de lo que leímos la noche anterior.

Tres son las ventajas de este método: favorece el recuerdo cuando nos sumergimos en el texto por segunda vez; orienta el pensamiento, porque te ayuda a conocer dónde se encuentra lo más importante; y, sobre todo, proporciona una idea general del texto en el que estás a punto de sumergirte, lo que hace más fácil recordarlo más tarde. Ni qué decir tiene que, cuanto más visual sea el libro (como ocurre con un manual), más útil es esta estrategia.

Piensa en imágenes
Una metodología muy parecida a la de las mansiones de la memoria de la que ya hablamos aquí. Nuestra memoria es mucho más visual que verbal o numérica, por lo que transformar las palabras que leemos en imágenes puede ayudarnos a recordarlas. “Una imagen puede no valer por mil palabras, pero sí puede capturar la esencia de docenas de ellas”, explica el profesor Klemm.

Un actor se prepara para memorizar el papel de Vincent Vega en un 'remake' de 'Pulp Fiction'. (iStock)

El profesor también recomienda utilizar una estrategia similar a la de los actores cuando memorizan un texto. Estos, recuerda, no lo aprenden palabra por palabra, sino que se meten en ello, “estudiando el significado del guión en profundidad, lo que parece que produce una memorización automática”. Conferir un significado concreto y meterse en el texto es la manera más sencilla de recordar aquello que se debe repetir más tarde.

No te pases
¿Quieres recordar lo que has leído? Pues más vale poco y bien que mucho y mal. Todos hemos reconocido en un momento u otro que, con el advenimiento de los teléfonos móviles y otros dispositivos, nos cuesta mucho más concentrarnos

Por eso debemos ser conscientes de nuestros límites y no pegarnos atracones que no nos dejarán más que una resaca lectora (es decir, dolor de cabeza y ni un solo recuerdo de lo que leímos la noche anterior). Aunque Klemm tira por lo bajo y propone períodos muy cortos, de entre 10 y 15 minutos –intenta terminar “Guerra y paz” a ese ritmo–, cada cual debe conocer su límite, que irá aumentando a medida que adoptemos mejores hábitos de lectura. Otro truco es parar cada X tiempo (aquí sí que viene bien el cuarto de hora) para reflexionar sobre aquello que acabamos de leer.


Fuente bibliográfica
BARNÉS, HÉCTOR G., 13-11-2016. Cómo conseguir que no se te olvide nada de lo que lees. Noticias de Alma, Corazón, Vida. El Confidencial [en línea]. [Consulta: 15 noviembre 2016]. Disponible en: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-11-13/recordar-libros-memoria_1287642/. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...