5 jun. 2017

Lo dice la ciencia: revisar todo el tiempo el celular afecta tu cerebro




Investigadores estadounidenses determinaron que las personas que revisan constantemente su smartphone presentan un mayor nivel de estrés; ¿cómo afecta esta compulsión al cerebro y cómo resolverlo?

¿Revisás tu celular constantemente para ver si hay nuevos mensajes o información? ¿Te sentís nervioso y angustiado si tus familiares o amigos no se comunican de inmediato? ¿Te preocupás cuando el smartphone se está quedando sin batería? ¿Te sentís mal o ansioso si no lo tenés cerca?

A mucha gente le sucede todo esto. De hecho, la mayoría de las personas no concebirían su vida sin este artilugio.

Sin embargo, el celular no solo cambió nuestra forma de comunicarnos sino que también ejerce una profunda influencia en como procesamos la información proveniente del medio e incluso puede afectar el funcionamiento de nuestro cerebro.

Un estudio realizado por la Asociación Estadounidense de Psicología determinó que el 45 por ciento de los trabajadores revisa como parte cotidiana de sus labores las redes sociales, el correo electrónico así como las aplicaciones de mensajería instantánea, lo que provoca que estas personas presenten un nivel mayor de estrés.

Además, el 34 por ciento de ellos admitió que los fines de semana continuaban constantemente interactuando con sus dispositivos móviles.

La investigación indicó que las personas nacidas entre 1981 y 1995, que actualmente trabajan, son las que viven más estresadas y preocupadas por los efectos de las redes sociales sobre su propia salud mental y física. Cuando se les preguntaba a los encuestados qué acciones se podrían tomar para bajar el estrés, el 65? por ciento es partidario de desintoxicarse y pasar un tiempo alejado del móvil. Sin embargo, solo el 28?por ciento lo ha intentado alguna vez.

 

Según Larry Rosen, quien ha estudiado el tema durante tres décadas, casi todas las personas sufren hoy un poco de desorden obsesivo compulsivo gracias a estos aparatos. Cada vez más personas “tienen el hábito de chequearlo con mucha frecuencia, y luego de hacerlo la ansiedad aumenta y la única manera de bajarla es volver a revisar el aparato”, dijo el experto.

La influencia de los celulares en la vida cotidiana ha crecido de una manera impactante, al punto de generar una dependencia que hace algunos años era inimaginable. Un estudio de Motorolareveló que los argentinos miran su celular 8 veces por hora: una vez cada 7,5 minutos.


¿Cómo afecta estar todo el tiempo pendientes del celular?

1. Nuestro cerebro se vuelve adicto a la estimulación continua
El flujo constante de información que nos llega a través del móvil hace que nuestro cerebro se acostumbre a una estimulación continua. Por ende, cuando estamos rodeados de paz y tranquilidad, sin el celulae al lado, comenzamos a experimentar una sensación parecida al síndrome de abstinencia: el cerebro "extraña" esos estímulos. 



2. Nos volvemos intolerantes a la soledad
El celular nos permite estar conectados en cualquier momento y en cualquier lugar, por lo que al final la soledad se convierte en una rara compañera que deseamos evitar a toda costa. Estamos tan pendientes de las redes sociales, los mensajes y el mail que prácticamente no pasamos tiempo con nosotros mismos. Como resultado, nos volvemos intolerantes a la soledad. 

Esto genera además una falta de reflexión y de introspección. Si no nos quedamos a solas con nuestros pensamientos, no tenemos la oportunidad de reflexionar y valorar los pros y los contras de las decisiones. Como resultado, terminaremos actuando de manera irreflexiva y tomando decisiones de las cuales podríamos arrepentirnos. 



3. Nos convertimos en personas híper reactivas
Estar continuamente pendientes del móvil genera un estado permanente de alerta que termina causando irritabilidad. Si el cerebro se ve obligado a mantenerse siempre vigilante, redistribuirá sus recursos y comenzará a evaluar las situaciones a las que nos exponemos en términos simplistas, calificándolas simplemente como “peligrosas” o “seguras”. Como resultado, es normal que reaccionemos de manera exagerada ante ciertos estímulos, lo cual terminará provocando dificultades en nuestras relaciones interpersonales. De hecho, un estudio realizado en la Kent State University desveló que el uso frecuente del móvil está relacionado directamente con un aumento de la ansiedad y una menor satisfacción con la vida



4. Nos roba la energía que el cerebro necesita para recuperarse
Un estudio realizado en la Universidad Estatal de Michigan analizó cómo las personas usan sus celulares después de la jornada laboral y encontró que la mayoría se mantenían atadas a este prácticamente hasta el momento de irse a la cama. Estos investigadores notaron que usar el móvil cuatro horas antes de dormir afecta considerablemente la calidad del sueño, dejándonos sin energía para el día siguiente. Esto se debe a que la luz azul que emiten estos dispositivos afecta nuestro ritmo circadiano, lo cual es especialmente peligroso si tenemos en cuenta que la falta de sueño afecta nuestro cerebro ya que durante ese momento se encarga de de eliminar las sustancias de desecho de su metabolismo.




¿Existe una solución?
Lo más aconsejable es limitar el tiempo que pasamos delante de la pantalla del celular. Más allá de esas limitadas pulgadas hay una vida intensa e interesante esperándonos, no tiene sentido reducir nuestro mundo a ese universo virtual. Poner horarios o limitarse de revisarlo es una buena manera de comenzar.



Fuente bibliográfica
GIRABSAS.COM, 31 de Mayo de 2017. Lo dice la ciencia: revisar todo el tiempo el celular afecta tu cerebro. girabsas.com [en línea]. [Consulta: 6 junio 2017]. Disponible en: http://www.girabsas.com/nota/2017-5-31-12-6-0-lo-dice-la-ciencia-revisar-todo-el-tiempo-el-celular-afecta-tu-cerebro. 

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...